Siempre estuvo ahí, siempre se hizo, pero la técnica de aplicar SEO negativo a un sitio de la competencia, para que los algoritmos de Google lo saquen de los resultados de búsqueda está (con la nueva actualización) más de moda que nunca.

Desposicionamiento de resultados en Google

Muy unido a la reputación online de empresas y personas, aunque no tanto de marcas, el servicio de desposicionamiento se basa en retrasar las posiciones que un resultado dañino ocupa en la página principal de los buscadores, básicamente en Google, que es la principal herramienta de reputación online en España. Estos ‘desposicionamientos’ son fruto de una falta de gestión de la reputación online, de no prevenir y tener que curar, de la típica falta de recursos que se asigna al canal online.

SEO Negativo: el poder del lado oscuro SEO Negativo: el poder del lado oscuro

No tener un plan de reputación online proactiva implica que, tarde o temprano, algún resultado negativo aparecerá destacado en Google, con el consiguiente plan de emergencia y acción inmediata de reputación online reactiva.

Tratemos este tema desde los dos puntos de ataque: en la parte de social media, la reputación proactiva; en la parte SEO, la simple eliminación de un resultado negativo. Por supuesto, cuando nos ponemos el sombrero de Social Media, el fin último es la comunicación con el usuario. Pero cuando se trata de SEO, lo único importante son los enlaces, el posicionamiento y sacar ese resultado de ahí. La primera parte fuimos super-social-hiper-mega-community, pero tras el almuerzo sacamos la vena SEO: la comunicación es secundaria, solo importa el SEO.

Genera contenido, genera enlaces

La estrategia es sencilla, aunque costosa – no menos de 3 meses y por encima de los 3.000 €, casi seguro – ya que se trata de crear contenido que supere la posición a desplazar, normalmente de redes sociales (aquí es donde el SEO pervierte el Social Media), con contenidos variados (casi siempre no original) y con un volumen elevado que puede llegar a los 20-30 videos en YouTube, unos 20-40 PDFs, algunas presentaciones en PPT que pueden estar entre 15 y 20, y la creación de enlaces a peso.

 

Comprueba los enlaces naturales a un sitio web (pulsa sobre la imagen).

A veces funciona, a veces no, pero ahí queda el trabajo de mover contenido encima de otro, sin importar la calidad, solo la cantidad.

No subas nada, elimina la competencia

Todo esto llevado al extremo, sin crear contenido, sin posicionar nada, cogiendo solo la parte de creación de enlaces, lleva a eliminar – no desposicionar – un resultado de Google, o un sitio entero. Esto ya son palabras mayores, pues estoy seguro de que podría considerarse delito al provocar un daño medible en la cuenta de resultados de una empresa. Pero ya sabemos que probar algo en internet es bastante complicado, y esto más.

La técnica es simple (de una simpleza supina), aunque algo más cara (aprox. 15.000 – 30.000 €) y más larga en el tiempo (de 6 a 18 messes), pero los resultados son igualmente catastróficos: haz todo lo que Google dice que no se debe hacer, pero con la web de la competencia.

El pingüino te da fuerzas

Esto que antes costaba taaaaanto tiempo y dinero, ahora está más de moda que nunca, porque el nuevo algoritmo de Google, el Penguin Update, actúa rápida y diréctamente sobre los sitios que hacen mal SEO, que abusan de la creación de contenido, que compran enlaces a cascoporro (por decenas de miles) y que tienen cientos de perfiles en redes sociales solo para SEO.

Los cambios en el buscador de Google desde principios de año van en esa línea:
40 cambios de Febrero
http://insidesearch.blogspot.com.es/2012/02/search-quality-highlights-40-changes.html
50 cambios de Marzo
http://insidesearch.blogspot.com.es/2012/04/search-quality-highlights-50-changes.html
Update de Abril
http://insidesearch.blogspot.com.es/2012/04/another-step-to-reward-high-quality.html
53 cambios de Mayo
http://insidesearch.blogspot.com.es/2012/05/search-quality-highlights-53-changes.html

Lo que Google transmite con todos estos cambios es muy claro: haz el burro con el SEO y te penalizaré, te sacaré de los resultados de búsqueda y tendrás que empezar de nuevo. ¿Y qué ha pasado? Que una técnica que casi nadie gastaba, por su elevado coste y su dudosa efectividad, ha saltado a los blogs especializados porque ahora sí se ha demostrado que funciona.

Negative SEO: esta vez va en serio [ENG]
Google Penguin y el BlackHat SEO [ENG]
Negative SEO: cómo funciona y cómo protegerme [ENG]

Plan de acción contra el Negative SEO

Lo primero de todo es saber en qué situación se encuentra nuestro sitio web con el nuevo algoritmo de Google, así que lo mejor es hacer una auditoría SEO que nos  muestre cómo se comporta actualmente nuestro sitio web frente al SEO.

Con una foto fija de la situación actual hay que realizar un seguimiento SEO de los enlaces a nuestra web, una especie de análisis preventivo, capaz de detectar cuando un energúmeno está haciendo SEO negativo contra nuestro site, y tomar las precauciones necesarias para evitar su acción sobre los resultados de Google.

Finalmente se puede hacer un plan de acción, aprovechando que ya tenemos la auditoría, para mejorar todos los errores y fallos que se detecten, lo cual mejorará nuestro posicionamiento en buscadores a medio/largo plazo.

Paso 1: auditoría SEO, ten presente en qué situación te encuentras
Paso 2: seguimiento SEO mensual
Paso 3: hoja de ruta, mejora lo que puedas
Paso 4: rezar porque ningún buen SEO sea contratado para esto contra nuestro sitio web

¿Y tú? ¿Estas siendo víctima  de un ataque de SEO negativo?

Olvidarse del SEO, ahora, puede salir muy caro.

 

Fuente: #TcBlog