El SEO es fundamental si quieres que tu estrategia online a largo plazo dé resultados. Hacer una auditoria de SEO puede parecer algo complicado, pero con este checklist verás que te resulta mucho más fácil. En este post vas a encontrar muchos factores que deberías tener en cuenta cara a optimizar tu web para SEO y lograr así posicionarla en Google.

Checklist de SEO

  • Configurar robots.txt.
  • Comprobar el sitemap.xml.
  • Configurar Google Webmaster Tools.
  • Verificar que el dominio con y sin www redireccione a uno de ellos.
  • Especificar orientación geográfica en caso de negocio total.
  • Comprobar correcto uso etiquetas noindex.
  • Verificar que los enlaces canonical estén bien configurados.
  • Comprobar que no haya contenido duplicado.
  • Solucionar los errores 404.
  • Añadir la etiqueta hreflang para sitios multidioma.
  • Verificar que no hay ninguna URL con más de 100 caracteres.
  • Comprobar que los títulos no superan los 65 caracteres.
  • Añadir las meta descripciones a todos los contenidos que se indexen.
  • Asegurarse que tanto los títulos como las descripciones son descriptivos.
  • Asegurarse de que las palabras clave de la URL se separan con guiones normales.
  • Asegurarse que los parámetros en las URLs no crean contenido duplicado.
  • Verificar que hay un h1 y sólo uno por página.
  • Añadir mínimo un h2 por página y a ser posible algún h3 relevante.
  • Comprobar que las imágenes tienen etiquetas alt.
  • Ver que el contenido está enlazado a nivel interno de modo óptimo.
  • Fijar un objetivo por página y verificar esté bien planteado.
  • Asegurarse que el contenido es único y de calidad.
  • Comprobar que todas las páginas tienen mínimo 300 palabras.
  • Verificar que se ha enlazado la web con el perfil de autor o de página en Google+.
  • Verificar que el código de Google Analytics está bien instalado.
  • Crear una cuenta   en Google+, Facebook, Twitter, Pinterest y LinkedIn.
  • Asegurarse que la web carga rápido.
  • Comprobar que el usuario móvil tiene una buena experiencia de navegación.
  • Visualizar la web en diferentes navegadores en búsqueda de errores.
  • Verificar que la IP de nuestra web no esté en ninguna lista negra.
  • Asegurarse que las llamadas a la acción son claras y efectivas.
  • Comprobar que la arquitectura de la información es adecuada.
  • Validar la calidad de los enlaces entrantes.

 

Artículo original: creativasfera.com