Contar con una página web es un aspecto básico para que todo autónomo dé a conocer su catálogo de servicios y de productos, a la vez que pueda mejorar sus resultados de negocio y genere un aumento de sus ventas. Sin embargo, son varios los aspectos legales con los que debe contar una página web. Es por ello que a continuación indicamos, de la mano de Arsys, algunos de los contenidos de esta índole que se han de estar presentes en este espacio.

En primer lugar, cualquier empresa que tenga presencia en Internet debe mostrar una serie de información conforme a lo que establece la normativa vigente. Es por ello que suele dedicarse una sección en la que se puede acceder al nombre o denominación social de la empresa, domicilio social, número de identificación fiscal, datos de inscripción en el Registro Mercantil, autorización administrativa y medios de contacto.

A su vez, en los casos de los autónomos que ejercen una profesión regulada, como abogados, arquitectos o psicólogos, será necesario que estos indiquen también los datos del Colegio profesional en el que el aludido está inscrito y su número de colegiado, el título académico o profesional con el que cuente, el Estado de la Unión Europea al que pertenece y las normas profesionales que sean aplicables al ejercicio de la actividad.

En el caso de los autónomos que publican los precios de sus productos y servicios, estos han de facilitar la información de manera clara y sencilla. Así, se debe especificar si los precios incluyen o no impuestos así como si los mismos incluyen gastos de envío así como el importe final de estos.

En paralelo, también es importante que aquellos autónomos que trabajen en una empresa adherida a algún código de conducta indiquen de cuál se trata este así como las formas en que los usuarios pueden consultarlo electrónicamente. Del mismo modo, en aquellos casos en los que se utilice un rango de tarificación adicional asociado a un medio de comunicación a distancia, también es necesario indicar el coste de utilización.

Otro de los elementos que deben ser detallados en la página web del autónomo es la actividad a la que se dedica la empresa para la que trabaja el autónomo. Asimismo, también es importante recoger los detalles de la política de protección de datos, donde se informe a los afectados acerca de los términos establecidos en la normativa.

Asimismo, se ha de incluir la política del uso de la web, un contenido que ha de informar sobre las restricciones de utilización de los productos o servicios ofrecidos así como de las responsabilidades por la utilización de dicho espacio.

Por último, también se deben tener en cuenta las condiciones aplicables a los productos ofrecidos a través de la página web. En las mismas se especificarán las características principales de dichos elementos, además de los precios aplicables, la forma de pago, las obligaciones de los clientes y las responsabilidades de las partes.

 

Fuente original: cincodias